Modelado, Análisis y Optimización de movimientos coordinados del cuerpo humano. Estudio de la biomecánica para el mejoramiento de capacidades físicas. Aplicación a ciclistas, atletismo

Muchos ciclistas no están seguros de cómo mejorar su rendimiento y andan en bicicleta con el objetivo de ir más lejos y/o más rápido, pero sin ningún entrenamiento estructurado.

Las pruebas de rendimiento físico son el primer paso para rectificar este escenario común. Al medir exactamente dónde se encuentra en términos de rendimiento se pueden diseñar entrenamientos más variados e interesantes.

El consultorio de Análisis de Desempeño Físico permitirá tener un visión objetiva y clara de las alteraciones biomecánicas, adaptaciones cardiovasculares y composición corporal en ciclistas, buscando diseñar recomendaciones para mejorar su rendimiento y evitar lesiones.

El análisis de desempeño físico se realizará mediante la combinación de diferentes estrategias:

  1. Análisis biomecánico con el sistema VICON: El sistema de captura de movimiento VICON permite tanto el registro como el análisis de los movimientos del cuerpo humano gracias a la adquisición de datos por medio de cámaras infrarrojas y marcadores reflejantes que se colocan sobre el sujeto de estudio. De esta manera es posible conocer la posición y trayectoria de los distintos segmentos corporales durante un gesto motor.
  2. Electromiografía de superficie con el equipo Delsys: la electromiografía de superficie (EMGS) o cinesiológica permite estudiar la actividad muscular en acciones dinámicas, siendo aplicable al análisis biomecánico de un gesto, al análisis de la marcha, en estudios de fatiga muscular y de rendimiento deportivo y en áreas como la medicina laboral y la ergonomía. La EMGS ofrece algunas ventajas: es incruenta y permite analizar simultáneamente distintos músculos en movimiento y en acciones de duración ilimitada. El procesado de la señal electromiográfica proporciona parámetros de amplitud y frecuencia de la activación muscular para estudios descriptivos y comparativos. Los dispositivos Delsys permiten obtener una señal de electromiografía de superficie de alta calidad que puede sincronizarse con el sistema de captura de movimiento lo que ayuda a tener una mejer descripción y por consiguiente un entendimiento más profundo del movimiento humano.
  3. Prueba de esfuerzo: La valoración funcional del deportista tiene como objetivo observar los fenómenos de respuesta y adaptación individuales que se producen ante las demandas derivadas de un esfuerzo físico, mediante la realización de una prueba de esfuerzo (PE) o ergometría. La prueba de esfuerzo es un examen funcional, no invasivo, que se utiliza para estudiar y valorar de forma objetiva la respuesta de los pulmones, el corazón, los músculos y el sistema metabólico, durante la realización de un ejercicio físico. Consiste en la aplicación de cargas físicas diversas a un sujeto como velocidad (km/h), pendiente (%), revoluciones por minuto (rpm), potencia (vatios), etcétera, que originan en el organismo una respuesta fisiológica en los diferentes sistemas y aparatos, de la que podemos cuantificar su intensidad en forma de frecuencia cardíaca, ritmo, presión arterial, registro del electrocardiograma, entre otros medios.

El sistema de captura de movimiento proporcionara, como producto final, un informe que claramente resume los datos más importantes del movimiento del paciente. Los datos principales de un informe de marcha incluyen:

  1. Cinemática – posiciones, velocidades y aceraciones de distintos partes del cuerpo, ángulos de las articulaciones, y centro de masa del cuerpo.
  2. Cinética – las fuerzas, momentos, y potencias que están actuando en las articulaciones del cuerpo.
  3. Activación muscular – los tiempos cuando los distintos músculos involucrados en la acción de marcha son activados o desactivados.
  4. Respuesta cardiovascular y potenciales riesgos al realizar actividad física de alta demanda.

La evaluación detallada del desempeño físico en los ciclistas permitirá prevenir lesiones y mejorará su capacidad. Este tipo de estrategias favorece la realización de ejercicio seguro y prevenir complicaciones a corto y largo plazo. El inicio del análisis en un grupo particular, como es el caso de los ciclistas, permitirá abrir el camino para el análisis en otras disciplinas con mayor demanda (corredores, ejercicio clínico, ejercicio en escolares, ejercicios terapéutico, etc.) a otras disciplinas con la finalidad de tener un conocimiento más global dando un beneficio a poblaciones con requerimientos especiales (personas con discapacidad, adultos mayores, personas con obesidad, etc.)